. CONSCIENTE

Si la vida te da limones…

Nos gusta pensar cada cosa que hacemos, desde la idea de un producto hasta cómo lo vamos a desechar, estamos atentos en cada etapa al impacto que generamos.

No todo es consumo, además de satisfacer necesidades, buscamos crear momentos, registrar una experiencia de usuario, que “algo quede” en el inconsciente y se haga presente cada vez con más fuerza a nivel consciente. Soñamos con dejar huella, por eso pensamos en cómo podemos aportar, más allá de un producto que sea sustentable, con materiales reciclables, evitando el plástico y favoreciendo los materiales naturales…

Sabemos que nuestros seguidores quieren ir más allá también, buscan cómo, en sus posibilidades, pueden impactar para bien. Qué mejor que hacerlos partícipes de un ciclo, que cada uno puede replicar en casa?

Probablemente, si llegaste a este post, es porque alguien quiso agradecerte algo o regalarte un agradable momento a través de nuestros packs de limoncello o crema di limone. Habrás visto dentro de él un pequeño sobrecito con semillas (además de un exquisito bombón y un conveniente vasito shot), y aquí tenemos nuestros mejores tips para que puedas germinarlas. O quizás recibiste un pack que ya traía una plantita, aquí encontrarás consejos para cuidarla y trasplantarla.

Manos a la obra!!

  • SEMILLAS:

Lo que mejor nos resultó fue germinarlas en papel de aluminio. Probamos la famosa germinación que hacíamos en la escuela, pero vimos que muchas semillas no prosperaban en el frasquito. Así que te proponemos primero pelarlas (algunas ya están listas), y colocarlas en papel de servilleta humedecido.

Plegás el papel y lo colocás sobre un pedacito de papel aluminio. Plegás nuevamente, asegurándote de que quede bien cerradito, y al cabo de 5-8 días verás cómo ya germinan solas en la oscuridad. Podés controlar cada 2 dias que se mantenga húmedo.

Hora de plantarlas! En macetas pequeñas, (asegurate de que tengan orificios abajo para que drene el agua y no se pudra la plantita), colocá piedritas, una capa de arena en lo posible y luego la tierra. Hacé un pocito de 1 o 2 cm de profundidad y colocá la semilla germinada, orientando las pequeñas raíces hacia abajo. Cubrí con más tierra y presioná un poco para que las raíces no queden sueltas o expuestas al aire.

Ahora sólo resta regar a diario, ponerlas al sol (no directo) y controlar que la tierra se mantenga un poco húmeda. Qué emoción verlas crecer!!! Cuando la planta supere el tamaño de su maceta, podrás pasarla a otra mayor o directamente a la tierra, tené en cuenta que si es aún pequeña (menos de un año) vas a tener que cuidarla del sol fuerte.

  • PLANTITA:

Las plantitas vienen en una maceta realizada de papel reciclado, por lo que podés plantarla directamente con maceta y todo en una maceta mayor o bien directamente en la tierra. Ojo! Cuidado con el sol fuerte los primeros meses! Al regarla diariamente, vas a ver cómo se desarma la bio-maceta, integrándose al terreno.

Te aconsejamos estar atentos a las plagas, siempre con productos biológicos que no dañen ni la tierra ni la planta. Nosotros usamos aceite de neem con jabón potásico. Y una vez al año, le damos un nutriente natural, para que crezcan con mucha fuerza. Preferimos el preparado de aloe vera mixeado con agua, y listo! A disfrutar de su crecimiento!!

Miren ésta curiosidad! Salió una plantita albina. Le falta clorofila, por lo que es poco probable que perdure, pero a nosotros nos encanta, porque es diversa, bien natural, 0% transgénico.

Queremos ver cómo crecen sus plantitas, si les surgen dudas o si tienen consejos para compartir con nosotros y todo el Colectivo Consciente. Lleva su tiempo, pero como todo, tiene recompensa. Que el ciclo continúe!!!

Y si la vida te da limones,
…hacete “limonada”!!!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *